Inicio Noticias Dos formas de ofrecer las frecuencias 5G: por precio en subasta o al operador que ofrezca más recursos.

Dos formas de ofrecer las frecuencias 5G: por precio en subasta o al operador que ofrezca más recursos.

de cuartacobertura

La subasta de la frecuencia 700 MHz tendrá lugar en 2021 y aunque el coste será menor, los operadores reclaman mayores medios al despliegue.

Los principales operadores de telecomunicaciones solicitan, una vez más, un despliegue 5G que ofrezca más medios y frecuencias al operador que más rápido y con más calidad despliegue. De esta forma los operadores tendrían que pasar una planificación detallada de sus planes 5G y en función de ello, recibirían una determinada cantidad de frecuencias.

Hasta ahora este tipo de asignación de frecuencias se realizaba mediante rondas de pujas, en las que se ofrece bloques de espectro con un precio de salida y los operadores indican el dinero que están dispuesto a ofrecer. Este modelo supone una importante fuente de ingresos para el Estado, pero el coste que supone a los operadores ralentiza el posterior despliegue.

Vodafone es uno de los principales operadores que piden frecuencias por objetivo, ya que sus planes incluyen un amplío despliegue de 5G Stand Alone.

Este mismo dilema está presente en otros países europeos, en los que los operadores reclaman más ayudas para el despliegue 5G. Sin embargo la propuesta para los operadores se basa en compartir estas frecuencias, para conseguir un despliegue óptimo en el menor tiempo posible al precio estipulado en el mercado.

Próxima subasta, los 700 MHz en el segundo semestre de 2021.

En España se espera que el coste de los 700 MHz se reduzca ya que el Ministerio de Economía quiere que los operadores cumplan unos objetivos mínimos de coberturas, de forma similar a lo realizado con anterioridad con las frecuencias 4G, con un compromiso de cobertura del 5G en el 95% de la población para 2026.

La solución que los operadores realizaron con el 4G, fue alquilar su red a otros operadores cuando llegaban a un nuevo municipio. De esta forma la carga de despliegues se reduce.

Sin embargo, existe una diferencia destacada entre el 4G y el 5G. El problema del 5G es que necesita una red troncal de fibra óptica para las comunicaciones. Esto supone que ciertas zonas rurales podrían tener problemas para disponer de esta cobertura ya que será imprescindible que haya fibra hasta casi todas las antenas, algo que hoy alcanza el 78% del país.

Artículos Relacionados

Deja un Comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia Aceptar Leer más