Inicio Noticias En 2021 se producirán importantes fusiones de operadores y estos son los motivos.

En 2021 se producirán importantes fusiones de operadores y estos son los motivos.

de cuartacobertura

Los rumores de compras entre operadores siempre han estado presentes en el mercado telco y la crisis económica que se avecina ayudará a ello.

De aquí a un año es muy posible que no conozcamos tantos actores en el sector de las telecomunicaciones. Hablamos también de operadores a gran escala, aquellos que trabajan con su propia red. La OPA que MásMóvil está llevando a cabo y que le proporcionará una importante suma de dinero en efectivo para comprar, es algo que el sector pedía a gritos y que evidencia lo que sucederá en meses posteriores.

La llegada de MásMóvil años atrás junto con Yoigo y algunos operadores virtuales, ha creado una competencia muy dura que pocos sectores podrían aguantar. Pero esto no es todo ya que de forma más actual, el nacimiento de nuevos actores propios como Lowi, O2 o Amena e independientes como Digi o Finetwork está creando una tensión comercial en el mercado difícil de mantener. Las ofertas y el robo de clientes están hoy más que nunca por todas partes.

En el mercado existen más de un millar de operadores nacionales, regionales y locales que ocasionan una lucha descontrolada por captar clientes.

En 2013 ya se consiguió suavizar esa tensión cuando Vodafone adquirió ONO y Orange adquirió Jazztel. La compra de Yoigo por parte de MásMóvil fue diferente ya que en este caso MásMóvil pasaba a ser un operador de red colocándose a competir de forma automática en la cuarta posición del mercado.

El mercado telco necesita rebajar su alta competencia.

A más competidores más robo de clientes y en definitiva más portabilidades. Un coste continuado tanto para el operador que recibe como para el que pierde a ese cliente. La tensión del mercado se reducirá únicamente cuando uno de los cuatro principales operadores logré comprar a otro: Movistar, Orange, Vodafone y MásMóvil.

Las claves del sector resumidas, indican que Movistar no podría comprar ningún operador por la posición que ocupa. Pero los otros tres operadores si y aquí es MásMóvil el único operador que cuenta con efectivo suficiente para invertir en una compra de este nivel. La opción de que MásMóvil compre Orange queda casi descartadas ya que España es el segundo mercado en importancia e ingresos y France Telecom no estaría dispuesto a perderlo.

Puede haber sorpresas pero el interés de MásMóvil por Vodafone y de Orange por Euskaltel siempre ha sido conocido en el sector.

Y es aquí donde se visualiza la compra de MásMóvil a Vodafone, ya que la rentabilidad de este último en nuestro mercado es inferior a otros países en los que el operador trabaja. Una compra que no tendría porque hacer desaparecer la marca Vodafone de nuestro mercado ya que hasta ahora pocas veces MásMóvil ha decidido unificar sus marcas, pero si supondría dejar de depender del grupo británico.

Euskaltel también es una opción de compra.

En el mercado telco cada cliente tiene un precio y uno de los datos más valiosos para los operadores es el volumen de clientes y el ARPU, es decir el consumo medio que realizan, ya que esto son los dos factores claves de cara a una venta final. Aquí es donde Euskaltel también entraría en juego tras el lanzamiento de la marca Virgin Telco a nivel nacional.

Euskaltel siempre ha estado en el punto de mira de Orange y un movimiento de compra entre MásMóvil y Vodafone podría obligar a Orange a tirar de inversión para comprar Euskaltel, R, Telecable y tal vez de Virgin Telco, aunque esta última compra estaría siempre más condicionada al llevar poco tiempo en el mercado.

Un despliegue 5G posible con menos operadores.

Si se producen estas unificaciones entre los principales operadores, la inversión en 5G sería posible ya que se reduce también la competencia en despliegues y se podría ampliar los acuerdos. Por detrás existirían también muchos ahorros, como los 200 millones que MásMóvil ahorraría cada año tras la compra de Vodafone al dejar de usar la red de Orange. O el ahorro en despliegues de fibra en zonas donde ya está disponible uno de los dos operadores fusionados.

La guerra de precios la provocaron también los operadores de red al entrar en una batalla mayorista que redujo el precio de uso de sus redes de forma considerable.

Una lista tan interminable como necesaria si tenemos en cuenta que un operador siempre tendrá que buscar el máximo beneficio y con la situación actual es cada vez más complicado conseguirlo. La competencia sin duda es buena para el cliente, pero en exceso puede ser perjudicial para el sector y la economía ya que se reducirían las grandes inversiones que obligatoriamente se tienen que realizar en redes fijas y móviles.

Artículos Relacionados

Deja un Comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia Aceptar Leer más