Inicio Operadores La fibra propia de Digi cada vez está más presente en nuevos barrios y urbanizaciones.

La fibra propia de Digi cada vez está más presente en nuevos barrios y urbanizaciones.

de cuartacobertura

El operador ha dado con la fórmula e instala fibra rápida y económica en urbanizaciones con gran número de viviendas, su publicidad hace el resto.

Hay algo que Digi está gestionando muy bien. El operador va anunciando su despliegue de fibra en distintas provincias con el paso del tiempo. Esto es algo que atrae más la atención del cliente, que espera a que Digi esté disponible en su zona para contratarlo, a sabiendas de que la fibra Digi es en realidad fibra de Movistar tras el acuerdo alcanzado entre ambos operadores. Sin embargo Digi quiere dar el salto en cada provincia estando preparado y capacitado con un servicio de soporte y personal técnico.

La técnica de ir abarcando provincias con el paso del tiempo busca también un crecimiento progresivo, evitando una alta demanda inicial que sature al operador.

Esto es algo que nos gusta y que siempre será favorable al cliente. Pero la historia no acaba aquí. Digi despega su propia fibra en zonas de alta densidad de población. Por ejemplo, cuando se construye una nueva urbanización en barrios generalmente nuevos de la periferia de las grandes ciudades, los instaladores de Digi están allí presente.

Antes de que las viviendas se entreguen, o durante las primeras entregas, Digi realiza su propio despliegue de fibra utilizando los registros de Telefónica e instala los componentes necesarios en el RITI. Después buzonea su oferta ante la sorpresa de cientos de vecinos que desconocían al operador.. y lo contratan.

Piso nuevo, fibra nueva, deben pensar desde Digi conscientes de que los translados de fibra entre domicilios no siempre son habituales.

Sorprendente o no, es algo que ningún otro operador hace o no tenemos constancia de ello. Y si uno lo piensa, puestos a desplegar fibra de forma limitada, que mejor que irte a nuevos barrios donde la gente va tener una necesidad real desde el momento en el que se acomode en su nueva casa. Basta con tener un hueco de instalación propia en el RITI, buzonear y esperar la llamada de los vecinos. Un despliegue económico en comparación con zonas más rurales, adosados o el casco antiguo de las ciudades que pueden llegar a superar las 200 viviendas por bloque con servicio desde un único punto.

Artículos Relacionados

Deja un Comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia Aceptar Leer más