Inicio Noticias Movistar, Orange y Vodafone estudian nuevas subidas de precio para final de verano.

Movistar, Orange y Vodafone estudian nuevas subidas de precio para final de verano.

de cuartacobertura

Por histórico Movistar, Orange y Vodafone han subido los precios cada año de forma repetitiva y el Covid-19 parece que no frenará estos planes.

Suele ser habitual que Movistar suba sus precios varias veces al año y la primera subida siempre se anuncie en enero. Este año el operador también llegó a realizar incrementos de precio en diversos servicios en el mes de febrero y en sus tarifas Fusión a partir de marzo, sin embargo la situación provocada por el Covid-19 ha impedido que el el resto de operadores repitan estas acciones, tal y como estamos acostumbrados en años posteriores.

Movistar si anunció subidas a inicios de año, pero no serán las únicas.

Como indicábamos Movistar si aplicó las subidas que tenía planteadas a principios de año y que se centraban principalmente en estos conceptos, cuyas subidas aplicó en febrero:

  • Desvío de llamadas: sube de 3,50 a 4 euros.
  • IP estática: sube de 25 a 30 euros al mes.
  • Llamada a tres: se incrementa de 5 a 5,50 euros.
  • Llamadas al contestador: sube de 24,20 cts/llamada a un precio de 30,25 cts/llamada (máximo de 4,84 euros al mes).
  • Pack servicios básicos: sube de 3,50 a 4 euros.
  • Pack teléfono, mantenimiento y servicios: se incrementa de 5,50 a 6 euros.
  • Restricción llamadas móvil: pasa de 3 a 4 euros.

Los servicios de Movistar Fusión también incrementaron sus precios en marzo a cambio de un aumento de gigas en las líneas móviles:

  • Fusión 0 y Fusión Base suben 3 euros al mes.  
  • Fusión Selección, Total y Total Plus suben 4 euros al mes.
  • Netflix, sube 1 euro al mes para la versión HD o 2 euros para la versión 4K.

Evidentemente Movistar nos tiene acostumbrados a diversas subidas de precio a lo largo del año y sin ir más lejos ayer mismo anunciaba la subida en el precio del coste de instalación en segundas residencias pasando de un pago único de 30 euros a 50 euros, lo que supone un incremento del 60%.

Lo curioso es que según ha justificado Movistar, el incremento pretende cubrir el desplezamiento y trabajo de los técnicos. Casualmente la subida coincide con el aumento de contrataciones de internet en segundas residencias puesto que muchas familias no realizarán vacaciones este año y optarán por pasar una larga estancia en el pueblo.

Movistar tiene un alto porcentaje de clientes que le da igual el precio.

Por histórico, el cliente de Movistar suele ser un cliente más fiel que le da menos importancia al precio. No significa que todos los clientes sean así, pero si un alto porcentaje de clientes que se mantienen en el operador desde sus inicios en la época del monopolio. Clientes que apenas miran la factura y si la miran se percatan de las subidas sin darle mayor importancia.

Estos clientes no conocen otra alternativa adicional a la marca Telefónica y es frecuente que no conozcan tampoco el precio de sus tarifas. Es el típico cliente con fijo de toda la vida que nunca se preocupó por saber cuanto estaba pagando por sus productos y en cualquier caso sabe que Movistar es más caro pero también es calidad.

El cliente fiel a Telefónica existe y es aquel que no sabe lo que está pagando, pero reconoce que Movistar es más caro pero también es calidad.

Esto es algo que siempre jugará a favor te Telefónica ya que además este operador se diferencia en el mercado tanto por sus productos como por exclusivo servicio de televisión desde la compra de Digital+: canales con contenido propio y derechos deportivos en exclusiva, además de una amplia huella de fibra por toda España.

Orange y Vodafone estudian posibles subidas.

Centrándonos en la competencia, también era habitual que tras las subidas de Movistar a principios de año estos operadores anunciasen las suyas. Por histórico de años anteriores entre marzo y mayo han sido fechas claves para realizar diferentes subidas de precio, pero este año hemos vivido un estado de alarma sin precedentes que echó atrás estos planes.

El efecto cadena existe y fue reclamado por la OCU y Facua en años anteriores asegurando que los operadores pactan históricamente las subidas de precio.

Una vez recuperada la nueva normalidad, tanto Orange como Vodafone estudian si llevar a cabo las subidas de precios a las que nos tienen acostumbrados cada año. Muy posiblemente tengamos noticias de estas subidas al finalizar el verano, una subidas que como siempre intentarán compensar con algún beneficio no necesario ni solicitado, como gigas extras o algún servicio adicional que muchos clientes realmente no utilizarán nunca.

MásMóvil suele quedar aislado de todas estas subidas.

Mientras tanto la estrategia de MásMóvil es aprovechar esas subidas de precio de sus competidores para ser fiel a su estrategia de marketing, indicando que ellos no suben los precios. El Grupo MásMóvil engloba una veintena de marcas con las que sacar partido a la subida de sus competidores para incrementar aún más la ganancia de clientes.

MásMóvil, Yoigo, Lebara, LlamaYa, Lycamobile o Pepephone son marcas de bajo coste con distintas estrategias dispuestas a robar a esos clientes cabreados con las subidas de precio.

La estrategia de aumentar beneficios con menos clientes.

Es la pura realidad, los principales operadores cada vez pierden más clientes ya que el mercado cada vez tiene más competidores. Sin embargo estos operadores quieren aumentar cada vez más su beneficio. ¿Cómo conseguimos aumentar el beneficio con menos clientes? Muy fácil, con una subida de precios cada año.

Los precios entre operadores cada vez tienen más diferencias.

Evidentemente no todo es precio en el mercado, pero la diferenciación o calidad entre unos operadores y otros tampoco es tan grande y al final esa percepción lleva al cliente a buscar alternativas de una determinada red móvil, por precio.

Nuestro mercado tiene cada vez más operadores de bajo coste que ofrecen cada vez tarifas más económicas, mientras que Movistar, Orange o Vodafone suben continuamente sus precios. El resultado es lógico, cada vez existen más diferencias de precios entre unos y otros. Y casualmente, los operadores de bajo coste al mantener una estructura de producto más sencilla y limitada, ofrece una atención más rápida y con menos incidencias. Es decir, mejor.

CuartaCobertura opina: Solidaridad en tiempos de Covid-19 pero..

Durante el estado de alarma ha sido habitual ver como los principales operadores mostraban diversas acciones solidarias con la población: donación de tarjetas SIM activadas y de terminales, donación de menús, instalación de servicios en hospitales sin coste alguno.. sin embargo la mejor solidaridad es aquella que se mantiene en el tiempo.

Dada la crisis económica que se nos viene encima y sabiendo que la pandemia no está ni mucho menos eliminada, no estaría mal que esa solidaridad que tanto muestran los operadores de nuestro mercado se traduzca como poco en mantener el precio de sus cliente. No son momentos para subir los precios a una economía que está bastante dañada.

Artículos Relacionados

Deja un Comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia Aceptar Leer más