Inicio Operadores Vodafone: Los operadores aseguran nuestro servicio también en situaciones extremas.

Vodafone: Los operadores aseguran nuestro servicio también en situaciones extremas.

de cuartacobertura

En situaciones críticas, la anticipación y preparación de los operadores es fundamental para contener la embestida que sufre el servicio en una situación tan extrema.

Pocos hablan del sector de las telecomunicaciones cuando surgen situaciones tan críticas como la vivida con el reciente temporal de nieve, denominado Filomena. Un sector que por todos es sabido que es esencial y como tal tiene que estar disponible allí donde se presente una incidencia, en el menor tiempo posible.

La foto que mostramos en portada representan las oficinas centrales de Vodafone en Madrid, con capacidad para más de 3.000 empleados y que tras el temporal se encuentra en una situación inaccesible. Con esta imagen, bien podíamos hacer referencia a todos aquellos operadores que se han visto afectados por esta climatología extrema.

En una situación tan extrema las incidencias se multiplican por cinco y el acceso para resolver las mismas se complica. La finalidad es que el cliente mantenga su servicio.

Gracias al teletrabajo que estas propias compañías fomentan y los productos que nos ofrecen, millones de personas puede trabajar desde casa estos días sin tener que desplazarse. Por eso ellos, los propios empleados del sector telco esenciales en cualquier área, también son un claro ejemplo de trabajo en situaciones tan especiales como las vividas.

Durante el temporal las incidencias aumentan porcentualmente, siendo resuelta allí donde se presente. Aunque fuera en una antena de una zona rural incomunicada, como las fotos que podemos ver a continuación. Mucho trabajo por detrás, para que todos y cada uno de los ciudadanos no pierdan sus comunicaciones fijas y móviles.

Vodafone nos muestra el trabajo que sus equipos realizan en estas situaciones.

Desde Vodafone nos aseguran que todos los equipos se anticipan revisando las alertas meteorológicas de forma constante. De esta manera el servicio se dimensiona de forma adecuada ante situaciones como las que hemos vivido.

Ante un temporal de tal magnitud, el operador nos confirma que los principales problemas vienen derivados de fallos en el suministro eléctrico de las compañías suministradoras. Y una solución temporal cuando esto sucede, es llevar grupos electrógenos. Pero primero es necesario poder acceder de forma segura en cualquier ubicación.

Vodafone estuvo en contacto con diferentes comunidades y responsables del 112, así como alcaldes de municipios para solicitar la ayuda incluso de tractores en medios rurales.

Un trabajo que va más allá y una vez detectadas estas incidencias se establece una sala de crisis, en la que se coordinan todas las acciones hasta que la red vuelve a una situación normal. De esta forma se identifican cada una de estas incidencias para ser eficientes en el trabajo en campo que realizan los técnicos, que priorizan las actuaciones sobre los nodos más críticos empezando por las incidencias masivas y acabando por nodos individuales. Un trabajo que tiene como finalidad provocar la menor afectación posible en el cliente ante cualquier circunstancia, gracias a los héroes telco.

La incidencia de Telefónica en el Barrio del Pilar, un claro ejemplo.

Una tubería que explota, rompe un cable de media tensión de Iberdrola y afecta a una central de Telefónica que deja incomunicados a 35.000 clientes de cualquier operador de fibra con diversas incidencias en cobertura móvil. Una incidencia que en condiciones normales sería fácil de solucionar, pero no es así después de una nevada a pesar de estar en plena ciudad, en Madrid capital.

Una incidencia que afecte a miles de personas puede ser producida por cualquier elemento externo, incluso una tubería de agua.

Movistar consiguió con rapidez un generador pero tuvo que pedir ayuda al Ayuntamiento de Madrid para despejar la calle hasta la central, ya que en un primer momento, el generador venía sobre un camión funcional. Ocho horas después el generador queda instalado y funcionando, pero a primera hora de la mañana surgen nuevos fallos y la incidencia se prolonga cinco horas más. Un trabajo grandioso realizado por Telefónica en una central sin suministro eléctrico y a 13 grados bajo cero, según nos confirmaron.

Artículos Relacionados

Deja un Comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia Aceptar Leer más